Mantente informado con nosotros a través de Noticias y Fútbol Perú. Sólo presiona el botón Me gusta

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas populares

Ubicación Geográfica:
Esta cultura se desarrolló en la costa central del Perú, con su centro en los valles Chancay y Chillón, pero extendió su influencia hasta Huaura (por el norte) y la margen derecha del río Rímac por el sur, durante el período Intermedio Tardío (900 - 1400 d.n.e.). Es un territorio desértico, aunque con valles fértiles que conforman verdaderos oasis fluviales, ricos en recursos

Ideas Generales
Pescadores por excelencia, estos antiguos pobladores encontraron en el mar la mejor fuente de inspiración para su arte. Algunas de sus tumbas halladas presentan cerámios de diversas formas, según el rango del muerto difiriendo en la cantidad y calidad de las piezas. La simplicidad en sus líneas y diseños expresan el mundo apacible que los rodeaba. Basaron su economía en la agricultura y el comercio, esto último les permitió conectar el valle de Chancay con el norte y el sur; por medio de la navegación de la misma manera el intercambio con la sierra. Habitaron centros urbanos con montículos piramidales, asimismo complejos de edificios asociados también a grandes obras de ingeniería hidráulica como terrazas reservorios y canales.

Historia de la Cultura Chancay

En la época prehispánica la cultura Chancay se desarrolló en los valles de Chancay y Huaura. Los hallazgos funerarios en las necrópolis de Ancón y Zepita evidencian una zona de influencias que llegó hasta el cauce norte del valle del Chillón. Esta cultura florece entre 1300 y 1450 luego de lo cual pasan a integrar el imperio incaico.

Chancay fue fundada por Luis Flores, según las instrucciones expedidas por el virrey Diego López de Zúñiga y Velasco, Conde de Nieva, el 16 de noviembre de 1562; recibió el nombre de Villa de Arrendó en recuerdo del feudo que éste poseía en España. Muerto su protector, se pretendió despoblarla alegando que el trabajo en el valle perjudicaba a los indios y que su incremento menoscababa a Lima. Pero allí se habían establecido hidalgos de consideración; los jesuitas formaron la hacienda Jesús del Valle, que dedicaron al cultivo de caña de azúcar y vid; y a fines del siglo XVI, Chancay proveía a Lima de “buen vino”, trigo y maíz, “melones de los buenos del mundo”, manteca de cerdo y otros.


Y aunque era entonces estimada como “villa de españoles”, su posterior evolución alteró aquella realidad pues, según el censo de 1792, contaba con 2960 habitantes, entre los cuales solo 369 eran españoles. La mayoría estaba constituida por 1600 esclavos negros; y además, contaba con 502 indios, 114 mestizos y 366 individuos de otras castas.

Por aquellos “mantenimientos” y las afinidades que esta población demostraba, decidieron los patriotas de Chancay era el lugar adecuado para establecer los acantonamientos del Ejército Libertador en 1820; y los eminentes servicios que desde entonces prestaron sus gentes a la causa de la Independencia dieron origen a la Ley del 16 de abril de 1828, que otorgó a Chancay el título de “fidelísima villa”.

En 1966, un fuerte sismo de 6,2 frente a Chancay causó graves daños al conocido norte chico, y al área de Lima-Callao, en Chancay produjo 30 muertos y 4,000 damnificados. En la catedral del Callao, mientras se celebraba una ceremonia 24 personas murieron al caer parte de paredes, también se produjo un moderado maremoto que causó graves daños en el Callao y en Pucusana. En total el sismo cobró 200 vidas, de las cuales 100 murieron en Lima-Callao.

La actual Provincia de Huaura llamábase antes Chancay, nombre que fue cambiado el 15 de setiembre de 1988.

Economía
La economía tuvo su base en la agricultura, para lo cual construyeron canales de regadío y reservorios de agua. Esta actividad se complementó con la pesca y el intercambio interregional, vía terrestre hacia la sierra y selva, y vía marítima hacia el norte y el sur.
La manufactura de bienes es abundante y homogénea, tanto en cerámica como en textiles, lo que supone producción masiva. También trabajaron los metales y la madera para construir artefactos domésticos y rituales.

Organización Social
Se piensa que Chancay fue un reino importante, que englobaba varios señoríos de la costa y valles del Perú central. La organización básica era el ayllu , pequeños grupos emparentados entre sí, controlados por un kuraka o dirigente étnico, quien regulaba las actividades productivas de los distintos especialistas, artesanos, agricultores y ganaderos, así como las actividades festivas. La sociedad estaba fuertemente estratificada, como se deduce de las diferencias observadas en los ajuares que acompañan a los difuntos en las tumbas.

Cerámica de la cultura chancay
La cerámica de estilo Chancay proviene de extensos cementerios ubicados en Ancón y el propio valle de Chancay. Es ésta de contextura áspera y decorada en color negro sobre un fondo blanco (por ello se le conoce como el estilo negro sobre blanco -N/B-). Chancay al parecer fue tratada con criterio industrial, el cual comprendía desde la utilización de moldes para la confección de vasijas pequeñas o grandes; así como el uso de marcas en la base de sus cerámicas.

Las formas más frecuentes son cántaros con gollete ancho, en el que hay modelado un rostro, llamado comúnmente "chinas" y figurinas representando a hombres y mujeres con los brazos en alto, llamados "cuchimilcos". Son comunes también las vasijas modeladas con formas de animales, como pájaros y llamas, así como figurillas femeninas de brazos cortos y ojos acentuados con una línea hacia ambos lados.

Su cerámica se caracteriza por presentar decoración pintada con color oscuro sobre un fondo englobado de color claro (crema o blanco) las formas más frecuentes son cántaros oblongos con gollete ancho, la decoración podía ser aplicada o incisa.

La producción de cerámica fue de carácter masivo y gran escala, pues el uso de moldes para la producción en serie fue de uso común, temas como las olas del mar y una serpiente bicéfala son recurrentes y presentan temas como la dualidad y el cosmos. Los colores son terrosos y los contornos de colores más oscuros, marrones o negros.
  
Textileria
La cultura Chancay alcanzó un alto grado de desarrollo en la producción textil con efectos técnicos y estéticos inigualados. . Trabajan lana de llamas, algodón y plumas, para hacer diversas prendas, bolsas y máscaras funerarias. Destacan los encajes bordados con aguja, el tapiz, "kelim" (tapiz ranurado) y gasa. Fueron expertos tejedores sobresaliendo las técnicas de la gasa decorada, el brocado, el colado y el pintado en llano, con motivos decorativos que generalmente eran de aves, peces o diseños geométricos.

La Cultura Chancay se caracterizó por su dedicación a la producción artesanal, destacando la cerámica y los textiles. El clima virtualmente sin lluvias durante todo el año fue un factor determinante en la conservación de restos textiles y su actual presencia en museos y colecciones privadas del Perú y el mundo.


Dentro de las técnicas sobresalió notoriamente el brocado, la tecnología de la gasa decorada y el textil pintado. Respecto a las gasas, fueron tejidas en algodón con los que se confeccionaban artículos ligeros de forma cuadrangular de diferentes tamaños y usos.

Utilizaron diversas fibras como el algodón, algodón de colores naturales, lana, alpaca, guanaco, llama y plumas.

La decoración se aprecia variada incluye: peces, aves y figuras antropomorfas. También las forma geométricas. Usaron una gama amplia de colores, aprovechando los recursos naturales disponibles e su zona de influencia, así como los provenientes de sierra y selva mediante el comercio.

Igualmente, en base a un armazón vegetal, manufacturaron muñecas y otros objetos recubiertos por retazos de tejidos y diversos hilos.

Respecto al arte realizado con plumas, el desarrollo del color es mucho más avanzado que en la cerámica. Las combinaciones e impresiones que causan sus colores en la manufactura de mantos son notables. Las plumas eran insertadas en un hilo principal que luego era cosido sobre la tela.

 Trabajos en Madera
Al igual que su alfarería, las esculturas en madera de este pueblo de agricultores y pescadores se caracterizan por la sencillez, sobriedad y naturalismo de las formas, oponiéndose a la sofisticación de su artesanía textil. Con las maderas del desierto costero, los Chancay tallaron grandes y pequeños objetos, finamente grabados con motivos que reflejan el medio marítimo, tales como aves marinas y embarcaciones. Fabricaron también herramientas para el trabajo textil, las labores agrícolas y las faenas de pesca, así como una variedad de objetos para el culto y las distinciones de estatus social.


En Chancay son comunes las cabezas humanas talladas en madera que coronan los fardos funerarios de importantes dignatarios, con las cuales aparentemente destacaban la condición de deidad o antepasado mítico que estos personajes adquirían después de muertos. Las imágenes humanas en madera también pueden ser indicadoras de poder político, especialmente cuando aparecen talladas en varas o bastones de mando.

Entierros
Los contextos funerarios (tumbas) Chancay, presentan características comunes. Cámara rectangular excavada en el suelo a más de 3 metros de profundidad conteniendo un "fardo" o "bulto" funerario acompañado de un promedio de 45 vasijas como ofrenda, además de otros utencilios como herramientas de labranza y tejido.


Los cementerios Chancay han revelado dos tipos de entierros, el de la clase alta o para los grandes señores, consistía de cámaras rectangulares o cuadrangulares con techo de palos y barro que se hacían a 2 o 3 metros de profundidad descendiendose por una escalera; el entierro estaba lleno de ofrendas de ceramios, tejidos y objetos de oro y plata. Los entierros del poblador común se hacían casi en la superficie, el fardo contenía simples telas llanas y pocas ofrendas.

Museo arqueológico
En la ciudad de Chancay, existe el Museo Arqueológico de la Cultura Chancay, ubicado en el Castillo de la ciudad de Chancay. También posee un mobiliario del siglo XIX y una colección de animales disecados. Este museo fue creado el 23 de julio de 1991,durante la gestión del alcalde Luis Casas Sebastián mediante la resolución municipal N.° 161: CDCH/91 destinándose como local el antiguo castillo como sede de la institución.


Para llevar a cabo esta labor se entró en contacto con el Museo Nacional de Antropología e Historia del Perú para el apoyo, que se expresó en la firma del convenio de cooperación técnica entre el citado museo y la municipalidad de chancay.

A principios del año 1992 un arqueólogo asumió el cargo de investigación y conservación, elaborándose el proyecto de crecimiento institucional de este museo. A la colección existente, se agregaron las donaciones de algunos pobladores de la ciudad de Chancay

4 comentarios:

claudia fernanda arela apaza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriela Delgado dijo...

Yo quiero saber la historia del Futbol y Voley de Chancay

Gabriela Delgado dijo...

Yo quiero saber la historia del Futbol y Voley de Chancay

Rubith Cruz Hanco dijo...

cual es su descubridor

MÁS LEIDOS