Mantente informado con nosotros a través de Fútbol de Perú. Sólo presiona el botón Me gusta

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas populares

El temblor que se sintió en Lima  hoy, por extraña coincidencia, nos recordó  que un 28 de octubre de 1746, hace  265 años, produjo un gran terremoto  que duró entre 3 y 4 minutos que desapareció Lima y Callao. Solo 25 viviendas quedaron en pie.

En el  Palacio virreinal, todo era ruina y destrucción, no había nada habitable y el Virrey hubo de acomodarse en una barraca de tablas y lona, según las crónicas.

y fallecieron más de 2 mil personas en Lima y  de 4 ó 5 mil en el Callao donde se produjo un maremoto apenas  sobrevivieron 200. Gobernaba entonces en el Perú el virrey José Antonio Manso de Velasco.

Las torres de la Catedral se desplomaron y cayeron sobre las bóvedas destruyéndolas. También se derrumbaron  las torres de las iglesias de San Agustín, La Merced y San Pablo de la Compañía. Todas las iglesias, conventos, monasterios, capillas y hospitales, sufrieron más o menos iguales destrozos


28 DE OCTUBRE DE 1746
El terremoto  ocurrió igualmente el viernes 28 de  Octubre de 1746, a las 10:30 p.m.. Los habitantes de Lima sufrieron  las violentas sacudidas de la tierra que obligaron a todos a salir de sus casas.

La confusión y el espanto cundieron por toda la ciudad .Centenares de personas caían aplastadas por los pesados muros de las viviendas. Las cúpulas de los templos se estremecieron y muchos cayeron  en pedazos. Era una noche de plenilunio que facilitó en cierta manera  el escape a unos cuantos.

CAYERON CASA, TEMPLOS, CONVENTOS.
Reportes de la época señalan que el violento terremoto fue detres a cuatro minutos. Lima tenía 60,000 habitantes y contaba con 3,000 casas, repartida en 150 manzanas.

Testimonios de la época  aseguran que cayeron las partes altas de templos, conventos, mansiones y diversas construcciones; culminado el sismo nubes de polvo ocultaron la visión de la población. El epicentro, como ahora, fue también en la costa central del Perú.

TERREMOTO SUPERIOR A 9 GRADOS
Según testimonios de la época, 23 días antes  los marineros reportaban   exhalaciones ígneas que parecían envolver al Callao. Manuel Romero, entonces alcaide de la cárcel de la Isla San Lorenzo, contaba que se sentían ruidos bajo tierra, como disparos de artillería o tropel de manadas de vacunos.

Según el  Marqués de Obando sobre la dirección del movimiento: que su mayor ímpetu parecía venir del noroeste y según los reportes  debió ser de magnitud 9.0 Mw en la escala de momento.
UNA NOCHE DE PESADILLA
La noche estuvo cargada de  angustia y terror. El  Callao,  fue arrasado por un maremoto. Muchos, para no quedar sepultados entre las ruinas, se refugiaron en la Plaza Mayor y otros   al fondo de sus huertas.

Se sucedieron decenas de réplicas   y no se pudo auxiliar a los sobrevivientes que gemían  y morían sepultados bajo las ruinas.


Amaneció el día sábado 29 de octubre y los ojos de los sobrevivientes contemplaron con espanto la ruina de la ciudad. De las tres mil casas que componían  la ciudad, apenas veinticinco se mantuvieron en pie. Todo era desolación.

0 comentarios:

MÁS LEIDOS