Mantente informado con nosotros a través de Noticias y Fútbol Perú. Sólo presiona el botón Me gusta

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas populares

Huánuco conmemora cada 28 de Octubre la Fiesta del Señor de Burgos, imagen que es paseada en procesión por toda la ciudad.

En honor a su divinidad, el pueblo huanuqueño realiza danzas, fuegos artificiales, degustación de postres huanuqueños, presentación de alfombras florales con motivos turísticos y mucha algarabía caracteriza esta festividad.

Según el escritor Virgilio López Calderón, la imagen tallada en madera llegó al Perú en el siglo XVI y pertenece a la época renacentista. La primera morada que albergó al Señor de Burgos fue una iglesia de la orden agustina, pero tras su colapso, fue trasladada a San Cristóbal, inaugurada en 1542. 

Historia
Se sabe que fue traída de Lima a Huánuco (Perú), por encargo del Padre Agustino Fray Antonio de Montearroyo, natural de Algarve, Portugal, quien vistió el hábito en 1580. El encargado de traerlo fue el comerciante Martín de Goyzueta posiblemente en 1591. Antes de ello, el fino escultor Jerónimo Escorceto había elaborado la réplica apoyado por el Fray Rodrigo de Loayza, ya que Fray Luis de León, Superior de los Agustinos, se oponía a que se hicieran copias o réplicas de la imagen primigenia, porque la consideraba exclusiva de la ciudad Burgalesa. Después de todo se explica esta actitud por un egoísmo piadoso y cariño a la santa imagen.

La imagen estaba siendo trasladada en el buque de guerra que estuvo al mando del general D. Francisco de Leyva. Estando en Panamá, fallece Goyzueta, dejando a muchos acreedores impagos, quienes detienen el cajón Durante un año. Finalmente fue traída al Perú por el Dominico Fray Salvador de la Rivera, hijo de Nicolas De La Rivera, uno de los compañeros de Pizarro, Provincial de Santo Domingo y, posteriormente, Obispo de Quito.

En Huacho fue desembarcado del navío “La Capitana”, luego conducido a Chancay y de allí al Callao (Perú).

En Lima fue recibido en solemne procesión organizada por el general de Marina y Adelantado don Alvarado de Mandaña en 1593. Poco después el Capitán D. Juan De Cadalzo Salazar, dueño de una capilla de la Iglesia de San Agustín, solicitó que la imagen del Señor de Burgos fuese colocado allí. La comunidad Agustina no accedió a esa petición ya que el culto del Señor había comenzado en la Iglesia. En una capilla posiblemente se hubiera particularizado el culto, privando a los demás fieles el libre acceso a la imagen.

Se fundó después una cofradía que llevó el nombre del Señor de Burgos, gozando de los mismos privilegios e indulgencias de San Juan de Letrán de Roma. Así, la imagen era sacada procesionalmente todos los años en Jueves Santo, a la 11 de la noche. Fray Antonio de Montearroyo, quien encargó desde España la venida de la imagen, murió el 22 de abril de 1620.

Se sabe que la imagen estuvo primeramente en la ya desaparecida iglesia de San Agustín, en el solar ocupado por la que fue la cárcel pública de Huánuco. Ante el inminente desplome del viejo templo, se trasladó la imagen a la antigua Catedral, en la Plaza de Armas, el 23 de julio de 1930. Allí se le ubicó en un altar muy modesto al fondo de la nave izquierda,  y desde allí, es guiá y patrón de todos los huanuqueños.

La antigua Catedral fue construida en 1618. Ha sido remodelada dos veces, adquiriendo así un valor arquitectónico valioso: fue demolida en 1965 para construir la Moderna Catedral que actualmente se puede apreciar en la ciudad.

El 15 de agosto de 1965 se traslada la imagen a la Catedral provisional (Iglesia Cristo Rey), en tanto que se termina de construir la nueva; que fue dedicada exclusivamente al Señor de Burgos, Rey y Patrono de Huánuco, donde descansa actualmente.

Huánuco "La ciudad del mejor clima del mundo", conmemora cada 28 de Octubre la Fiesta del Señor de Burgos, imagen que es paseada en procesión por toda la ciudad, que se viste de morado. 

En honor a su Divinidad, el pueblo huanuqueño realiza danzas, fuegos artificiales, degustación de su amplia gastronomía, presentación de alfombras floridas con motivos turísticos y religiosos, demostrando la mucha algarabía que caracteriza esta festividad, de máxima devoción y amor al Señor de Burgos.

0 comentarios:

MÁS LEIDOS