Mantente informado con nosotros a través de Noticias y Fútbol Perú. Sólo presiona el botón Me gusta

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas populares

LA LENGUA
Hoy, como hace tres mil años, el maya y las demás lenguas que derivadas de dicho idioma se sigue escuchando entre las poblaciones indígenas de la mayor parte de Guatemala, la parte más occidental de Honduras, todo Belice y, en México, en los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Esta gran familia lingüística está dividida en dos grupos: la familia proto-Guatemala-Yucatán, que se ubica en las tierras altas del sur, en territorio guatemalteco, y en las tierras bajas del norte (la mitad norte de la península de Yucatán); y la familia proto-Chiapas en las tierras altas de Chiapas, con prolongaciones hacia el norte en las tierras bajas de Tabasco y proyecciones hacia las tierras bajas del sudeste, a través del sur del Petén (Guatemala), hasta el oeste de Honduras.

La lengua maya sigue, por lo general, los mismos métodos de expresión que se encuentran en la mayor parte de las lenguas americanas. Desde el punto de vista de la lexicografía es distinto a cualesquiera otras lenguas de las que se hablan en México o en América Central y no tiene afiliación con ninguna otra de la región.

Es probable que durante el periodo Clásico (250-900 d.C.) se haya hablado una misma lengua desde las tierras altas del sur hasta el norte, a través de toda la península de Yucatán. Posiblemente existían dialectos en algún lugar, pero fundamentalmente era una misma y homogénea lengua.

En el periodo Posclásico (900-1540) se introdujeron considerables modificaciones en la lengua maya, debido a los invasores provenientes del centro de México (de lengua náhuatl) que penetraron al norte de Yucatán en el siglo X, aunque esas modificaciones probablemente influyeron en mayor grado en el vocabulario maya que en su sintaxis y morfología.

El maya clásico correspondía a la extraordinaria cultura de los habitantes del Mayab por su riqueza de voces de significación concreta y abstracta, y por su claridad y precisión; alcanzó un alto grado de flexión, aunque conservando rasgos del monosilabismo y la aglutinación. 

Es una lengua marcadamente gutural, cuyas palabras abundan en vocales; su fonética es rica, hasta tal punto que su representación gráfica ha planteado problemas todavía sin solución. Sus fonemas reconocidos son: a, b, c (que se pronuncia como q), ch, e (que tiene dos sonidos, suave y fuerte), h con sonido fuerte), i, k, l, m, n, o, p, pp (con una pronunciación más que fuerte, fortísima), s, t, th, tz, u, x (que se pronuncia como el sonido sh francés) y, z, (dz.

El alfabeto maya consta de 25 letras y un apóstrofe ('):

A B CH CH' E I J K K' L M N O P P' R S T T' TS TS' U W X Y Z.

Las letras se dividen en consonantes y vocales y se clasifican en básicas y modificadas. Son consonantes básicas: B CH J K L M N P R S T TS W X Y Z.

Las consonantes modificada son: CH' K' P' T' TS'.

Las vocales básica son: A E I O U.

Y las vocales modificadas: vocal larga-baja: AA EE II OO UU; vocal larga-alta: ÁA ÉE ÍI ÓO ÚU; vocal globalizada: A' E' I' O' U' y vocal rearticulada: A'A E'E I'I O'O U'U.

El apóstrofe (') nunca aparece solo, sino que se combina con las consonantes CH, K P, T y TS y con las cinco vocales, dando origen a las letras modificadas del alfabeto. Otra modificación se da con la combinación de dos vocales.

En la lengua maya las oración cuenta con siete partes: sustantivo, adjetivo, verbo, adverbio, preposición, conjunción e interjección.

Los sustantivos se dividen en comunes y propios, abstractos y concretos.

En la lengua maya, se conoce únicamente la voz LE como artículo. Ej.: LE NAH (la casa), LE XIB (el hombre), LE TZIMIN (el caballo).

Las personas gramaticales son tres: la que habla, aquella a quien se habla y aquella de quien se habla.

La analogía gramatical maya posee partes de la oración con características propias. El sustantivo o nombre y el verbo son el núcleo formativo y aquél se verbaliza por medio de prefijos.

Son muy pocos los verbos irregulares; los regulares pueden ser activos, neutros, reflexivos, recíprocos e impersonales. Y los modos son tres: indicativo, subjuntivo e imperativo.

La precisión expresiva de sus verbos puede verse en estos ejemplos: APP (quebrar cosas duras). KUH (quebrar cosas largas). BAB (vaciar licores;). BITH (tener algo con el dedo pulgar y el índice). CHICH (recoger granos uno por uno). HAB (apartar la leña del fuego). HOOZ (sacar comida con la mano). KEH (abrir una cosa suavemente con los dedos). MAK (comer cosas blandas). UX (coger fruta de un árbol). XUC (caer de bruces con ímpetu).

0 comentarios:

MÁS LEIDOS