Mantente informado con nosotros a través de Noticias y Fútbol Perú. Sólo presiona el botón Me gusta

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas populares

El Brujo de los Andes. En la infausta Guerra del Pacífico, miles de hombres y mujeres del Perú dejaron su dignidad en los campos de batalla, pero en heroica resistencia y entre todos ellos, Cáceres brilló por su liderazgo y capacidad militar. Junto a sus breñeros, hizo feroz resistencia a los chilenos, les ganó en el dominio de la estrategia de las guerrillas y fue derrotado en Huamachuco solo por la superioridad de armamentos.

Andrés Avelino Cáceres fue un militar y político peruano, héroe de la Guerra del Pacífico y Presidente Constitucional del Perú en dos oportunidades. Es conocido con el apelativo de ''Brujo de los Andres'' por su ingenio en la resistencia de la sierra central ante la ocupación chilena. Es considerado el patrón del Arma de Infantería del Ejército Peruano.

Andrés Avelino Cáceres Dorregaray nació el 10 de noviembre de 1836 en la ciudad de Ayacucho. Sus padres fueron Domingo Cáceres y Oré, hacendado de Ayacucho y Justa Dorregaray, hija del coronel español don Demetrio Dorregaray y descendiente por línea materna de Catalina Wanka, quien fuera princesa incaica-wanka.

Cursó estudios primarios en la Escuela Nacional de Ayacucho. ingresando posteriormente a la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga. 

En 1854 ingresó como cadete en el batallón Ayacucho, organizado por Fermín del Castillo, con el que participó en la rebelión dirigida por Ramón Castilla contra el presidente José Rufino Echenique. Tras la batalla de La Palma (1855), obtuvo el rango de teniente segundo, y en 1857 el de teniente. Entre 1856 y 1858 apoyó activamente el gobierno de Ramón Castilla contra la rebelión de Manuel Ignacio de Vivanco en Arequipa, formando parte de la segunda compañía del batallón Ayacucho durante la Guerra Civil Peruana de 1856-1858

Participó también en la campaña contra Ecuador en 1860, pero debido a algunas heridas, fue enviado a Francia como adjunto a la legación peruana encabezada por Pedro Gálvez, a fin de someterse a diversos tratamientos médicos.

A su regreso, hizo pública su oposición al gobierno del presidente Juan Antonio Pezet, que había permitido la ocupación española de las islas de Chincha por una Expedición Científicia Española a través del Tratado Vivanco - Pareja. Debido a sus críticas, se tuvo que exiliar en Chile junto a otros oficiales, pero consiguieron regresar desembarcando en el puerto de Mollendo.

Todos ellos, se unieron en favor de la Revolución Restauradora del Honor Nacional, encabezada por Mariano Ignacio Prado, contra el gobierno de Pezet. Durante la campaña, ascendió a sargento mayor efectivo y a teniente coronel graduado en 1865. Participó (ya con Prado en la presidencia) en el combate del Dos de Mayo contra España en el Callao. Estuvo al mando de 46 hombres y 30 voluntarios en el fuerte Ayacucho, desde donde puso fuera de combate a dos fragatas españolas: Villa de Madrid y Berenguela.


En 1868 decidió abandonar la carrera militar y regresar a Ayacucho para dedicarse a la agricultura, Pero en 1872 tuvo que volver para oponerse al golpe de estado del coronel Tomás Gutierrez contra el presidente José Balta. Estuvo al mando del batallón Zepita, logrando ser teniente coronel efectivo en 1872 y coronel graduado en 1875. Mientras ejercía el cargo de prefecto del Cusco, estalló la guerra con Chile.

0 comentarios:

MÁS LEIDOS