Mantente informado con nosotros a través de Fútbol de Perú. Sólo presiona el botón Me gusta

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas populares

Todos los 22 de noviembre se celebra el Día Internacional del Músico. En esta fecha se rinde homenaje a todos aquellos artistas que le dan color a la vida con sus melodías que son expresadas mediante las notas musicales.

Esta carrera tiene una mezcla de placer, arte y responsabilidad. El placer tiene que ver con el hecho de poder expresar diversas formas, texturas, colores y aromas con una diversidad infinita de sonidos.

El arte se encuentra en cada uno y puede ser perfeccionado mediante una preparación académica, aunque a veces ese arte es tan rico que se puede aprender a hacer música con solo ver a alguien tocar un instrumento, pero teniendo un gran gusto por el tema.

Finalmente la responsabilidad radica en el hecho concreto de significar un compromiso con el arte mismo, con la cultura, con las expresiones urbanas o autóctonas, según sea el caso, y sobre todo el compromiso con uno mismo, donde las ideas y el sentir van acompañados de las notas y silencios de un instrumento musical.

Cabe señalar que la patrona de los músicos es Santa Cecilia de Roma. 

¿Que significa Ser músico?
Ser Músico es una mezcla de placer y responsabilidad.
El placer va inmerso en el hecho de poder expresar diversidad de formas, texturas, colores y aromas con una gama interminable sonidos.

La responsabilidad radica en el hecho concreto de ser un compromiso con el arte mismo, con la cultura, con las expresiones urbanas o autóctonas, según sea el caso, y, no por último menos importante, el compromiso consigo mismo, donde las ideas y el sentimiento van de la mano con las notas y silencios que emanan de un instrumento musical (voz incluída).

Por otro lado, ser músico es casi que una bendición divina, una forma de poder experimentar como el alma vuela y se expresa de manera clara, sincera, dibujando expresiones en el aire que transporta sonoridades. Hoy, cuando celebramos el " Día internacional del músico ", los guitarristas de " Guitarristas.Info " , nos unimos al júbilo de todos aquellos colegas que se encuentran en diversos lugares del planeta liberando los sonidos que mueven al mundo a través del universal lenguaje que representa la música, buscando siempre alegrar y llenar espacios con los maravillosos colores de las siete notas.

¿Quién fue Santa Cecilia?
Santa Cecilia fue una noble romana de ilustre familia. No se conoce mucho sobre su vida, pero se sabe que fue convertida al Cristianismo, y algunos especialistas sitúan su martirio entre en el año 230 en Catania, aunque otros lo sitúan a finales del siglo IV.

A finales de la Edad Media (siglo XIV) los pintores y los escultores empezaron a representarla como artista, tocando algún instrumento musical, especialmente, el órgano, la vihuela, instrumentos de cuerda o simplemente cantando, acercándola así más a la música. 

Cuando se fundó en Roma la Academia de la Música, en el año 1594, Santa Cecilia fue canonizada y nombrada patrona de esta institución por el Papa Gregorio XIII, gracias a una frase del acta de su martirio, en la cual, se explicaba que durante el mismo rezaba cantando salmos.

Así, su veneración como patrona de la música se tornó universal.

Desde 1695 se comenzó a celebrar en Edimburgo (Escocia) con cierta regularidad el Día de la Música. Posteriormente siguieron otros países como Alemania, España y Francia.

No se debe confundir con otra fecha también importante para la música, la del Día Internacional de la Música que se celebra el 21 de junio.

Escultura de Santa Cecilia.
El cardenal Paolo Emilio Sfondrato de la Basílica de Santa Cecilia en Trastevere inició una búsqueda de la tumba de Santa Cecilia en el interior de la iglesia y el 20 de octubre de 1599 se descubrió el cuerpo entero e incorrupto de la Santa. A partir de este momento, Stefano Maderno, que contaba en ese momento con 23 años de edad, fue comisionado para que reconstruyera el altar de la iglesia, y para que realizara una escultura de Santa Cecilia en mármol de Carrara. 

Cuentan que a Maderno se le permitió ver el cuerpo. “No estaba de espaldas como un cadáver en la tumba, sino recostada del lado derecho, como si estuviese en la cama, con las piernas un poco encogidas, en la actitud de una persona que duerme” fueron sus palabras.

De acuerdo a los convenios artísticos de la época, esta no era una representación inmaculada de un santo, sino una expresión gráfica de un cuerpo incorrupto, que revela su postura original.

Puede contemplarse cómo está acostada de lado, en tamaño natural, con la boca en posición de habla, con las manos entrelazadas en las que una de ellas mostraba el dedo índice y en la otra se le veían tres dedos (simbolizando la fe en la unidad divina y en la Santísima Trinidad) y con la evidente marca de su martirio en el cuello. 
Saludamos afectuosamente a todos los músicos, en especial a los que día a día hacen sonar melodías de música antigua a través de sus instrumentos.

0 comentarios:

MÁS LEIDOS