Mantente informado con nosotros a través de Fútbol de Perú. Sólo presiona el botón Me gusta

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas populares

Surge como una protesta de tono eminentemente político frente al régimen porfiriano.

En 1910 Porfirio Diaz se hizo reelegir presidente de México por sexta vez consecutiva. Casi treinta años de un poder. El momento de la que habría de ser su última reelección, el general Díaz contaba ochenta años de edad. Desde 1904 había surgido en la vida mexicana el problema de quién sustituiría al presidente.

Francisco I Madero, quien en 1908 publica un libro: La Sucesión Presidencial en 1910. Madero y Díaz pensaban que México tenía ya una verdadera y numerosa clase media capaz de asumir conscientemente sus responsabilidades políticas.

Madero organiza un partido, el Antirreeleccionista, hace una campaña electoral. Madero recorre amplias zonas del país. Primero la burla, después la alarma y por último la represión, serían las respuestas que la campaña de Madero habría de tener en los círculos del gobierno.

En junio de 1910, desde la cárcel a donde su audacia lo llevó, Madero contempla el proceso electoral.

El 4 de octubre de 1910 el Congreso declara presidente y vicepresidente de México para los próximos seis años a Porfirio Diaz y Ramón Corral respectivamente. El 5 de octubre, Madero, libre bajo fianza, cruza la frontera con los Estados Unidos. Desde su refugio Madero formulaba y hacía penetrar en México su plan revolucionario y propone corregir por el camino de la ley los abusos cometidos durante el Porfiriato en el campo y hace un llamado a las armas para el 20 de noviembre. Éstos serán los aspectos fundamentales del Plan de San Luis Potosí cuya síntesis y lema era: "Sufragio Efectivo. No Reelección."

El régimen de Díaz contraatacó y Chihuahua se convirtió en el amplio escenario de sus primeras grandes derrotas: Ciudad Guerrero, Mal Paso, Casas Grandes, Chihuahua, Ciudad Juárez... fueron las batallas que allanaron el camino de la revolución. Emiliano Zapata se levantó en el sur. Los brotes armados se dejaron sentir en otras partes del país. Habiendo fracasado en el terreno militar, ensaya el camino de las negociaciones, mientras, sustituyendo funcionarios, intenta apuntalar su edifico político. Todo resulta ineficaz.  Díaz renuncia finalmente a la presidencia y abandona el país. Después de seis meses de lucha, la revolución maderista había triunfado.

Su presidencia se formalizó legalmente en las elecciones de 1911. Cuando el presidente mexicano se atrevió a corregir la situación ilegal lograda por algunos inversionistas extranjeros. La alarma creció, y acaudillados por los representantes de esos intereses extranjeros y con la embajada de los Estados Unidos por cuartel general, los mexicanos vencidos por la revolución, aliados con el ejército porfiriano casi intacto a pesar de su derrota, asaltaron el poder y asesinaron a Madero.

Los revolucionarios, por su parte, y ante el hecho de la muerte de Madero, instintivamente se reagruparon.

Unidos todos y con victorias como las de Torreón, Orendáin o Tepic, pronto agotaron la resistencia de Huerta, quien, después de cometer numerosos crímenes y envolver al país en graves conflictos internacionales, abandonó el poder en julio de 1914.

Diez años después de iniciada la revolución, Madero, Zapata y Carranza, las tres figuras más altas de su primera etapa, ya no existían. La nueva generación de caudillos revolucionarios avanzaba a paso de vencedor al primer plano de la vida nacional. Ellos se empeñarían en una búsqueda casi febril del tiempo perdido inaugurando la etapa de la reconstrucción nacional. 

CAUSAS DE LA REVOLUCIÓN.

Causas de orden político
"El envejecimiento del sistema, manifestado en la prolongada permanencia de Díaz en el poder, así como en la inmovilidad del gabinete porfirista ( el ministro más joven tenía 60 años de edad y por lo menos, 20 años en el puesto ) de la misma forma los diputados y senadores , gobernadores y demás puestos administrativos de distintos niveles, fueron ocupados por elementos fieles al régimen, limitando los espacios requeridos, para su consolidación como clase social, por la cada vez más numerosa clase media" (CEGS).

Causes económicas:
"Inconformidad de los pequeños empresarios dedicados a labores comerciales, agrícolas e industriales, inconformes con el manejo que la oligarquía de los científicos, hacía de los créditos bancarios, pues en muchas ocasiones los destinaba a financiar sus propios proyectos. Otra razón que motivó también la inconformidad de la clase media emprendedora, eran los efectos que la tienda de raya tenía en el desarrollo del capitalismo, pues al limitar el intercambio dinero–mercancías, dificultaba el crecimiento del mercado interno" (CEGS).

Causas sociales:
"El descontento de los campesinos causado por el despojo de tierras, que de manera sistemática se venía dando desde 1883, en que se empezó a aplicarse la ley de deslinde y colonización de tierras baldías, y aunque su aplicación fue suspendida en 1808, sus efectos resultaron catastróficos para la mayoría de los poseedores de tierras que no pudieron comprobar por medio de títulos, la legítima posesión de sus terrenos, que perdieron, incrementándose el latifundismo iniciado desde los tiempos de la reforma liberal" (CEGS).

"El General Álvaro Obregón es quien comenzó la etapa final. Con gran prestigio y poder, trabajó afanosamente en otorgar derechos a obreros y campesinos, para hacer crecer su base popular de apoyo y para asentar las bases de un esquema político diferente. En 1924 ocupó la presidencia Plutarco Elías Calles y es con él con quien el nuevo esquema político tomó forma definitiva" (Talevera Franco).

Inicios del conflicto:
En su libro la sucesión presidencial en 1910 Francisco Madero planteó la necesidad de un cambio pacífico y democrático. A partir de 1909 comienza a recorrer la República con un lema que arraigó en la conciencia cívica: sufragio efectivo, no reelección.

Ante la creciente popularidad de Madero el gobierno ordenó su encarcelamiento, y bajo esas condiciones se realizaron las elecciones presidenciales. Estas le dieron el triunfo a Porfirio Díaz por séptima ocasión. Madero logró escapar y proclamó el “Plan de San Luis” en el que desconocía el gobierno de Díaz, y convocó al pueblo a tomar las armas con el fin de instaurar la democracia.

La revolución:
La revolución estalló el 20 de noviembre de 1910. Se unieron campesinos, obreros, mineros, intelectuales y gente de la clase media. La toma de ciudad Juárez por las fuerzas revolucionarias obligó al gobierno a firmar los tratados de paz. Porfirio renunció a la presidencia y partió al exilio.

Madero hizo su entrada triunfal a la ciudad de México, sin embargo no tomo el poder como caudillo victorioso. Espero a que se realizaran nuevas elecciones para alcanzar la presidencia por la voluntad de los ciudadanos. Pero la situación económica social y política del país seguía siendo muy difícil.

La oposición a Madero:
En Morelos, los zapatistas consideraron que Madero no apoyaba su lucha por la tierra y lanzaron del Plan de Ayala en su contra. En el norte Pascual Orozco se levantó en armas en defensa de algunas demandas sociales. Mientras tanto miembros destacados del antiguo régimen organizaron una revuelta para derrocar al gobierno maderista.

El presidente Madero encargó al general Victoriano Huerta la defensa de su gobierno. Pero Huerta entró en negociaciones con los sublevados, y apoyó el golpe de Estado. Madero fue obligado a renunciar y Huerta ocupó la presidencia.

De Huerta a Carranza:
Carranza gobernador de Coahuila desconoció a Huerta y lanzó el “Plan de Guadalupe” con el fin de restablecer el orden constitucional. El país se convirtió en un campo de batalla en el que los constitucionalistas se enfrentaron al ejército federal. Luego de más de un año de intensos combates, el avance de los revolucionarios obligó a Huerta a renunciar.

¿Qué pasó después del triunfo?
El triunfo revolucionario no resolvió los grandes problemas nacionales. La instauración de la democracia, la justicia social, la propiedad de la tierra, la situación laboral, y la educación. Carrancistas, villistas y zapatistas querían decidir el rumbo que debía seguir el país; y sin poder llegar a ningún acuerdo la revolución se dividió.

En la soberana Convención de Aguascalientes se impusieron villistas y zapatistas con una visión más social de la lucha. Y la Convención desconoció a Carranza. Este trasladó su gobierno Veracruz apoyado por las fuerzas de Obregón, y a partir de 1915 comenzó una intensa campaña militar contra villistas y zapatistas.

La constitución:
Con la situación militar a su favor Carranza convocó al Congreso para redactar una nueva Constitución. Esta se promulgó el 5 de febrero de 1917, aunque las disputas por el poder continuaron, esta carta Magna marcó un camino que debía seguir el país en los años siguientes a la revolución. Ya que había recogido las principales demandas de la lucha, democracia, educación, la cuestión agraria y los derechos laborales.

Conclusiones y Comentario
La revolución mexicana fue un amplio y complejo movimiento social, algunas de cuyas causas se remontaban varios siglos. Asimismo, la Revolución Mexicana fue el factor determinante en la evolución de México a lo largo del siglo XX. Su estallido se debió a varios factores: la crisis generalizada del gobierno de Porfirio Díaz; la imposibilidad de resolver pacíficamente la sucesión presidencial de 1910; las aspiraciones de las clases medias y de los sectores populares; el agotamiento del régimen oligárquico, y el complejo contexto internacional de aquellos días. (…)


Por lo tanto, debe reconocerse que el Estado pos revolucionario mexicano nació en 1920, pues sólo entonces lo conformaron, con distintos grados de beneficio e influencia, todos los grupos fundamentales en el proceso revolucionario. (…) Se prolongó hasta cerca de 1940, cuando el Estado mexicano tomó otras características. Sin embargo, desde entonces y para siempre será un país que tuvo una Revolución que lo marcará a todo lo largo de su discurso histórico.

0 comentarios:

MÁS LEIDOS